CASAFE y su compromiso en certificar Sustentabilidad Ambiental

CASAFE en AAPRESID

La sustentabilidad de nuestra producción agrícola y el compromiso con el medio ambiente son factores neurálgicos en el día a día del complejo rural argentino. Hoy día podemos vernos cada vez más cerca de un escenario en el que ya no se traza ningún plan, ni se establecen parámetros productivos, ni se considera planteo agrícola alguno, sin valorar antes el costo ambiental que tendrá cualquier emprendimiento.

CASAFE, como entidad miembro de la Red BPA, cumple con un rol fundamental en la instalación de esta problemática, no sólo a nivel de la concientización del productor, sino a través de las medidas concretas mediante las cuáles integra a nuestro agro al cuidado del ambiente. La Cámara sigue siendo un actor fundamental para generar un mayor -y constante- flujo de información que permita a nuestros hombres de campo estar a la altura de los desafíos que nuestro planeta nos plantea.

Quizás por eso, entre nuestros trabajos más consistentes se encuentran el programa Depósito OK -que permite cumplir con las normas sanitarias y de seguridad para ordenar la operación del almacenamiento de productos fitosanitarios-, la flamante certificación IRAM 14.130, que establece una serie de requisitos generales que posibilitan al productor y aplicador, implementar las Buenas Prácticas Agrícolas y volver más eficiente su actividad y el compromiso con la problemática de envases, para la cual se está gestando la Fundación Campo Limpio.

En ese camino de divulgación asumido por CASAFE, en la última edición del Congreso de Aapresid hemos organizado el panel “El cómo y el porqué de la certificación de maquinarias agrícolas” enfocado en mostrar los avances de la Norma IRAM 14.130 de Buenas prácticas para Labores Agrícolas, lanzada en el Congreso el año pasado. Acompañaron a Federico Elorza, coordinador técnico de CASAFE, sus colegas Enrique Kurincic -gerente de certificaciones agroalimentarias en IRAM- y José Luis Tedesco, directivo en la entidad decana de la siembra directa en la Argentina.

El tema concita una atención creciente por parte de los productores, quienes son conscientes de la demanda que les hacen sus propios vecinos en materia de cuidado del ambiente, y quieren interiorizarse sobre el valor de hacer las cosas bien.

Por eso, la asistencia fue masiva y la charla -seguida con mucho interés por los cientos de agricultores, funcionarios, asesores y miembros de la cadena de valor agroalimentaria presentes-, tuvo una gran repercusión institucional.

Por otro lado, en el mismo evento se realizó una reunión para avanzar en la conformación de la Fundación Campo Limpio, que será la encargada de gestionar el sistema de recepción y transformación de envases vacíos de productos fitosanitarios contemplado en la ley 27.279 de presupuestos mínimos de protección ambiental. Participaron de este encuentro, además de CASAFE y CIAFA, más de 20 empresas que representan casi la mayor parte del mercado de agroquímicos, interesadas en la recuperación de los envases. También se contó con la presencia de funcionarios del Ministerio de Agroindustria quienes presentaron los lineamientos generales del decreto reglamentario, el cual la industria está aguardando para comenzar a instrumentar el sistema de gestión a nivel nacional. Participaron Ángela Gracia, ‎Coordinadora de Gestión Ambiental en el Ministerio de Agroindustria e Ignacio Garciarena, Director Nacional de Agricultura.

Los miembros de la comunidad agroindustrial de nuestro país vamos desandando juntos el camino que nos guiará a una producción cada vez más limpia, eficiente y amigable con el planeta. CASAFE sigue aportando su granito de arena para alcanzar este gran objetivo.

Federico Landgraf
Director Ejecutivo de CASAFE