ANIMATE A CAMBIAR TEMOR POR CONOCIMIENTO

¿El glifosato es cancerígeno?

No. La Agencia de Protección del Ambiente (EPA) de Estados Unidos y el Instituto Alemán de Evaluación del Riesgo (BfR) -este último a pedido de la Unión Europea- estudiaron el glifosato durante cuatro años y concluyeron que no produce cáncer. Asimismo la OMS (Organización Mundial de la Salud), trabajando en un Comité conjunto con la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación), realizó estudios sobre glifosato y definió que “en vista de la ausencia de un potencial carcinogénico en animales y la falta de genotoxicidad en pruebas estándar, la Junta concluyó que es improbable que el glifosato represente un riesgo cancerígeno para los seres humanos”.

En mayo de 2016, la FAO y OMS realizaron una reunión conjunta para reevaluar algunos productos fitosanitarios, entre ellos el glifosato, dado el número de nuevos estudios que habían aparecido desde la última evaluación y concluyeron que es improbable que el glifosato tenga riesgos cancirogénicos.
Ver publicación original FAO-OMS en:
 http://www.who.int/foodsafety/jmprsummary2016.pdf?ua=1 

Además, ¿Sabías que el glifosato fue categorizado por la IARC (Agencia Internacional para la investigación del cáncer) en la misma clasificación que las emisiones de una chimenea hogareña?

¿Los productos naturales son más saludables que los productos de laboratorio?

No. Existen muchos productos naturales presentes en nuestros alimentos diarios que son igual o menos inocuos que los fabricados por el hombre. La clave está en la dosis que ingerimos y no en la sustancia.

Los productos para la protección de cultivos, ¿son seguros?

Sí, son seguros porque en Argentina, para poder ser comercializados, deben estar aprobados y registrados por el SENASA. Las empresas que comercializan los fitosanitarios realizan arduos estudios antes de presentar las moléculas. Una vez presentadas, el ente regulador lleva adelante una serie de controles exhaustivos. El producto es aprobado sólo si pasa todas las instancias de evaluación. Para que un producto llegue al mercado debe pasar por este recorrido: