En huertas y jardines, también debemos viralizar las buenas prácticas

Pocas industrias, como la de productos fitosanitarios, han contribuido tanto al desarrollo económico de la agricultura argentina -motor que impulsa al país-, como también han sido objeto de variados cuestionamientos y ataques, por parte de una sociedad más guiada por la desinformación y por los prejuicios que por el conocimiento y por las certezas de la problemática agrícola.

A contramano de muchos supuestos que nacen de la lejanía al tema, la industria de productos fitosanitarios provee al campo y a la sociedad soluciones productivas y ambientalmente sustentables, sin perder de vista el cuidado de nuestros recursos naturales, el respeto al medio ambiente y la certeza de que es necesario hacer un manejo serio y responsable de productos que naturalmente impactan sobre su entorno, como lo hace toda actividad humana en general.

En CASAFE tenemos la convicción de que el libre y constante flujo de información vence cualquier prejuicio y nos acerca a un escenario de certezas y de conocimiento. Esto nos permitirá, como sociedad, capitalizar nuestros recursos para lograr una producción confiable, eficiente y a la vez amigable con el planeta.

De allí el compromiso de la Cámara con la Red BPA -a través de la cual propugnamos las buenas prácticas agrícolas que deben asumir los productores para lograr un manejo sano de sus emprendimientos- y también nuestras continuas campañas de divulgación masiva que se dirigen a revelar que en todos los ámbitos, tanto en el campo como en la ciudad, todos tenemos la obligación de producir de manera responsable.

Esta es la novedad: también en nuestras huertas y jardines urbanos y periurbanos, así como hacen los trabajadores rurales, todos tenemos el deber extendido de implementar buenas prácticas agrícolas para cuidar la sustentabilidad de nuestro suelo, y para cuidarnos entre todos. Las buenas prácticas agrícolas no son sólo para el campo.

Nuestros posters e infografías, que difundimos en nuestra web, en redes sociales e incluso mediante la prensa escrita, contribuyen a la multiplicación del conocimiento. En forma reciente, en base a la información que le suministró CASAFE, la revista Jardín publicó nuestro material sobre cuidado de huertas, buenas prácticas de manejo en el jardín y etiquetado de productos fitosanitarios.

Con estrategias como ésta, brindamos a los vecinos de ámbitos metropolitanos un poco más de datos esenciales acerca del mundo de los productos fitosanitarios, y sobre la manera en que deben ser utilizados en forma responsable para que signifiquen una auténtica contribución a la calidad y a la sanidad de nuestros espacios verdes.

La responsabilidad de “viralizar” en las redes estos valiosos contenidos informativos nos permitirá disfrutar de una agricultura mucho más sustentable sobre la base de una información completa. Esta difusión de conocimientos rompe de cuajo con cualquier mito subsistente sobre los productos fitosanitarios.

La necesidad de participar de la difusión de estos temas forma parte también de las Buenas Prácticas Agrícolas que aspiramos a defender.