Ante la esperanza de una nueva etapa

Nuestra tarea cotidiana consiste, en gran medida, en articular las expectativas que tienen los hombres y mujeres que trabajan en nuestra economía rural, tanto desde el lado de los agricultores, como desde las empresas asociadas a CASAFE, las cuales producen los fitosanitarios y fertilizantes que optimizan una productividad sustentable.

Desde su creación, la cámara acompaña y comparte con los diversos actores del agro las cambiantes circunstancias políticas, económicas, sociales y climáticas que rodean al quehacer productivo.

De más está decir que, en este último año, nuestro agro vivió una renovada esperanza, un gran entusiasmo por crecer y un clima de optimismo, que hoy nos impulsa a un nuevo renacer del campo.

La nueva etapa institucional que vive el país, con políticas concretas que buscan favorecer el desarrollo de la economía agroindustrial, impulsan a todos los actores del sector a producir no sólo más y mejor, sino también de un modo más amigable con el medio ambiente.

La buena noticia es que la Argentina –que en la última campaña anual alcanzó una cosecha récord de más de 120 millones de toneladas- no sólo está interesada en aumentar la productividad y la eficiencia de los cultivos, sino que también se interesa en forma creciente en asegurar la salud de los suelos y la sustentabilidad ambiental. La coyuntura actual hace que cada empresa viva su situación particular en cuanto a la rentabilidad y posibilidades de crecimiento. Si bien cada compañía afronta su propia realidad, hay mejoras en las expectativas para este nuevo año.

Ese compromiso creciente del productor argentino con la producción limpia es la materia prima con la que trabajamos desde CASAFE para producir un cambio en la cultura productiva del agro, con programas multidisciplinarios que apuntan a promover las buenas prácticas agrícolas (BPA) y a enseñar a utilizar los productos fitosanitarios de una manera más segura y apropiada.

De ese trabajo surgen nuestras campañas de difusión, nuestras dinámicas a campo, la gran variedad de capacitaciones que efectuamos en todo el país a través de diversos convenios institucionales, nuestros programas Agrolimpio, y Depósito OK, nuestra exitosa y flamante guía de productos fitosanitarios, nuestras acciones con la red BPA, y todas las actividades que apuntalan, ramifican y multiplican estas iniciativas.

Como sabemos que no podemos hacerlo solos, desde CASAFE creemos en el asociativismo y en la articulación público-privada, que nos permiten trabajar codo a codo con el Estado en la difusión de nuestros materiales: en este sentido, le aconsejamos leer en este newsletter la nota sobre las capacitaciones que promovemos con el programa +Chacra en la provincia de Misiones.

O, si usted lo prefiere, le sugerimos interesarse en el trabajo que hemos desplegado con gran éxito con el Minagro en la última edición de Expoagro, información que encontrará en nuestro artículo de actualidad.

Sabemos que tenemos por delante un largo camino por recorrer, pero nos animamos a sentir la esperanza de saber que nuestros hombres de campo, ante los estímulos adecuados, saben -y quieren- hacer las cosas bien. Comenzando, claro, por casa, o sea, con las BPA. Desde CASAFE seguiremos apoyando y promoviendo ese esfuerzo, que es la fuente misma del bienestar futuro.

Federico Landgraf
Director Ejecutivo de CASAFE