img-sol-munoz-casafe

Por Federico Landgraf

Director Ejecutivo de CASAFE

Aplicar un producto fitosanitario merece el mayor de los cuidados y de los respetos, en el uso y en su relación con quienes lo utilizan y con el ambiente. Igual atención y precauciones ameritan los movimientos y almacenamiento de esos productos, antes de llegar al lote donde cumplirán con su función terapéutica.

Por eso hace 12 años, en 2009, Casafe puso en marcha Depósito Ok, un programa de certificación voluntario para el almacenamiento de productos fitosanitarios. Su finalidad es minimizar la probabilidad de ocurrencia de siniestros que pongan en peligro la integridad física de las personas y dañen al ambiente.

El programa tiene sus propios protocolos de seguridad, basados en normas y estándares de organismos nacionales e internacionales, como FAO y CropLife International. Depósito Ok cuenta actualmente con más de 611 establecimientos adheridos y realiza un promedio de 200 auditorías por año, en la extensa geografía agropecuaria argentina.

A propósito, vale destacar que esos cientos de depósitos adheridos y certificados por el programa son el fruto de extensas giras de trabajo. En ellas, un auditor de Casafe recorre muchos kilómetros mensuales, visitando numerosas localidades de distintas provincias, para verificar en el territorio, las condiciones de las empresas que quieren sumarse a Depósito Ok. También se revisan las adecuaciones que se les exigen, según el cumplimiento de ciertos requisitos, para ser categorizadas según determinados parámetros y ser certificadas como miembros del programa.

En su larga década de trayectoria, Depósito Ok se ha convertido en referente en materia de seguridad de fitosanitarios. Algunos municipios de distintas provincias exigen la certificación de Casafe para otorgar la habilitación municipal a depósitos de fitosanitarios.  Esto demuestra que la seguridad e higiene industrial, así como el manejo y almacenamiento de productos peligrosos o con algún grado de toxicidad, son temas que involucran tanto lo público como lo privado, en la deseada integración de ambos ámbitos, tan necesaria para el bien común de la sociedad.

Esto es lo que filosóficamente persigue una iniciativa como Depósito Ok: la seguridad y el cuidado de las personas y el ambiente basados en el respeto de las legislaciones vigentes, a nivel municipal, provincial y nacional, y en la capacitación permanente del personal de aquellos que intervienen en la distribución y venta de fitosanitarios.

Es por eso que, en línea con sus objetivos y las necesidades de instituciones y empresas, Depósito Ok generó nuevos protocolos para depósitos de semillas. Porque actualmente ese material genético está mayormente tratado, con fitosanitarios específicos, para preservar su sanidad y poder germinativo. En la aplicación y difusión de esos protocolos Casafe comenzará a trabajar, con gran dedicación, a partir de este 2022, que está llegando.

El equipo de Casafe celebra estos y muchos otros logros obtenidos por el programa Depósito Ok. Porque un establecimiento que trabaja en condiciones adecuadas implica una mayor seguridad para todos. Y en este 2021, fuimos referentes en la gestión responsable para un almacenamiento seguro de agroquímicos. Y en 2022, lo seremos también en el acopio de semillas sanas para sembrar y producir alimentos en los campos argentinos. Este es el nuevo desafío.