El 21 de abril se celebra el Día de la higiene y seguridad en el trabajo. Esto se debe a que ese día, pero en 1972 se sancionó en la Argentina la ley 19.587 de Higiene y Seguridad en el Trabajo, piedra fundamental de la actual normativa en materia de prevención de accidentes laborales en el país.

“Depósito Ok” es un programa de CASAFE, que audita y certifica el nivel de seguridad e higiene de los depósitos en los cuales se almacenan los productos fitosanitarios comercializados por sus asociadas. Programa de importancia troncal para la entidad, ya que promueve el desarrollo y trabajo seguro, además del cuidado del ambiente.

El Programa Depósito OK, es un programa creado y pensado para prevenir la ocurrencia de eventos no deseados, que pudieran afectar a la salud de los operarios que trabajan en los depósitos, vecinos, y/o el ambiente. Se lo considera un programa de mejora continua, aplicado a la certificación de seguridad de los depósitos de productos fitosanitarios. Se considera que es importante una profunda concientización de las personas involucradas en la operación para realizar una gestión responsable, además de contar con procedimientos operativos que garanticen un trabajo seguro.

Es por ello que CASAFE cuenta con personal técnico especializado en materia, quienes se encargan de revisar cada uno de los puntos que figuran en los protocolos del programa, analizando el grado de cumplimiento y, además, determinando las mejoras que crean necesarias implementar con cada caso, durante la visita de auditorías de certificación a los depósitos.

El programa se apoya en el Código Internacional de Conducta para la distribución y utilización de agroquímicos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO); en normas aplicadas en Canadá, Estados Unidos, y en postulados de CropLife International.

Según los protocolos mencionados es muy importante cumplir con requisitos mínimos para conseguir la certificación.

> Ubicación y distancia a vecinos y/o cursos de agua que pudieran ser afectados o afectar las operaciones de un depósito.

> Ventilación, dimensionada adecuadamente para evitar la acumulación de vapores inflamables que pudieran ocasionar potenciales explosiones.

> Instalaciones eléctricas y equipos que produzcan chispa, temperatura o llamas, siempre deben encontrarse fuera de los depósitos, evitando contar con fuentes de ignición que produzcan la generación de potenciales incendios.

> Un sistema de detección de humo, en cantidad acorde a los espacios a proteger, de manera que cualquier principio de incendio pueda ser detectado inmediatamente con el primer indicio de humo en el interior del depósito.

> Un sistema de Extinción, contar con la cantidad de equipos de extinción acordes al tipo/clase de incendio correspondiente, de manera de poder extinguir fácil y rápidamente un foco ígneo.

> Contención de derrames/agua de incendio, generadas por una potencial intervención de bomberos, todo líquido residual debe quedar, por el tiempo que sea necesario, contenido en el interior del depósito, sin salir hacia el exterior.

Todo lo mencionado anteriormente debe ser acompañado de otro pilar fundamental en la seguridad, que es el entrenamiento del personal, las prácticas de las distintas hipótesis de emergencias que pudieran ocurrir en un depósito de fitosanitarios, como así también sobre el manejo seguro de los distintos productos que se almacenan.

Siguiendo los lineamientos apuntados podremos recordar el próximo Día de la Seguridad e Higiene, con la confianza que se están realizando las cosas bien en beneficio de todos.

Compartir